Lugar de memoria y patrimonio de nuestra Historia

Por: Sandy González Toro Magister en Historia Universidad Nacional de Colombia

El investigador Ernesto Tobón hacía referencia a la situación de los archivos en Rionegro, aunque cabe señalar que esta misma situación se dio en muchos municipios de Antioquia, donde se descuidaron los archivos y terminaron en bodegas y en mal estado, olvidando su contenido histórico que narra el devenir de los acontecimientos de nuestra nación. Tobón señalaba que en el Archivo de Rionegro no existen documentos anteriores a la mitad del siglo XVII (Tobón Benjumea, 2011, pág. 287), pero presumió un incendio que habría acabado con manuscritos antiguos. Sin embargo, las fuentes no detallan nada al respecto, lo que evidencia que más bien la mitad del siglo XVII puede asumirse como el momento de conformación de la vida institucional de Rionegro.

Un suceso que generó gran pérdida y deterioro de documentación importante de archivo fue la conservación y el traslado de expedientes del Juzgado Civil del Circuito de Rionegro de los siglos XIX y XX, que contenían información de interés histórico como mortuorias, juicios, crímenes, litigios, etc. El transporte de estos papeles se hizo en carros de tracción animal, con un personal inepto e insuficiente, desentendido del buen trato de los paquetes, lo que provocó el deterioro sensible de muchos documentos, la desorganización de otros y la pérdida irremediable de unos más. Además, el Archivo adoleció durante muchos años de robos, mutilaciones y sustracción ilícita de sus papeles (Tobón Benjumea, 2011, pág. 294).

0
Compra de la casa por parte de Gobierno Nacional y su entrega al Municipio
En 1947 se firmó el Acuerdo Municipal N. 53, el cual destinó la suma de 100 pesos “para arreglo y conservación de archivos”. Esta partida se destinaría única y exclusivamente para la empastada, la encuadernación de legajos y la conservación de los documentos (Archivo Histórico de Rionegro, Concejo, caja 2, carpeta 3, f. 110r).
En la fotografía se puede observar cuando la Biblioteca Municipal funcionó en la Casa de la Convención. Cuando esta se trasladó en el año de 1973 hacia la Casa Provincial, edificio destinado por el Concejo Municipal para servir de sede a la recién creada Casa de la Cultura, se utilizó el espacio dejado para la ubicación del Archivo en una de sus salas y en la otra se destinó para la sala de Personajes Ilustres de Rionegro y los investigadores.
Debido al estado de la Casa, se requería de unas restauraciones para su funcionamiento. Por tal motivo, se autorizó al alcalde para realizar un contrato de comodato con el Sena mediante el Acuerdo 49 (22 de abril) de 1978 (Acuerdo Municipal, 1978), para restaurar la Casa de la Convención y entregarle a cambio, por un término de 99 años, parte de los predios de esta Casa, para que la entidad incrementara sus servicios educativos para la población. Simultáneamente, el Sena adquirió la segunda mitad de la casa a los descendientes de la familia de Sebastián Ospina Garcés, la que igualmente fue restaurada para ser la sede administrativa del Centro de Oriente (Martínez , 2011, pág. 419).
El encargado de la restauración fue el arquitecto Ramón Espinel, quien logró devolverle el aspecto arquitectónico de la casa en 1863: los techos fueron desmontados totalmente, debido a su mal estado; y hubo necesidad de bajarlos pieza por pieza, pues en ellos estaba el amarre de la edificación. Luego se construyeron unos nuevos siguiendo el modelo original, desnudando su estructura. Posteriormente se reformaron los muros que se habían adicionado a la construcción, dejando solamente los originales.
"Samantha's work in design and artistic creations is reflected in clean lines, subtle accents, a respect for natural elements and practical considerations in making the most of everyday life"

Samantha Reyes

Senior Designer, International Vice President

Para restaurar la casa se tuvieron en cuenta las costumbres versallescas de entonces: la gente imitaba las corrientes francesas hasta en el mobiliario. Al igual que en algunas construcciones francesas, para la celebración de la Convención se pintaron los zócalos de toda la casa con los colores de la bandera de Colombia.

Las lámparas, que fueron hechas en los talleres de artesanías del Sena en Popayán, son de hierro forjado y llevan una bomba de cristal. La base de las columnas y las fuentes fueron talladas en piedra en Santander, único lugar del país donde se hace este trabajo. El ladrillo se trajo de Cúcuta y los pisos son originales.

Otro detalle que arrojó el sondeo realizado por el arquitecto fue el color de las puertas, ventanas y columnas. Se ha creído que el color original de las obras en madera de estilo colonial era caoba. Raspando la pintura se llegó a su primer color: el verde oscuro, opaco y con un brillo diferente al esmalte.

La negociación de los terrenos se realizó siendo director general del Sena, el ministro de desarrollo Gilberto Echeverri Mejía, y se protocolizó el comodato con el Municipio de Rionegro, en lo referente al lote posterior a la casa.

Tomado del: Mundo, septiembre 20 de 1979 (Velilla, Pilar. El Mundo, 1979) (La Casa de la Convención en Rionegro: Una labor de arqueología)
Tomado del: Mundo, septiembre 20 de 1979 (Velilla, Pilar. El Mundo, 1979) (La Casa de la Convención en Rionegro: Una labor de arqueología)
Tomado del: Mundo, septiembre 20 de 1979 (Velilla, Pilar. El Mundo, 1979) (La Casa de la Convención en Rionegro: Una labor de arqueología)

En la parte que corresponde al Sena funcionaría un centro de capacitación en comercio, mecánica, servicios hospitalarios, artesanías e industria del calzado. El predio también tiene un pequeño teatro al aire libre, una zona deportiva y varios salones de conferencias y exposiciones. El Museo de la Convención se encuentra actualmente administrado por el municipio de Rionegro (Velilla, Pilar. El Mundo, 1979, pág. 11).

En 1988 se hizo un convenio con la Fundación Antioqueña para los Estudios Sociales (FAES), para la organización y clasificación del Archivo Histórico de Rionegro, parte del cual se encontraba todavía en paquetes sin ningún tipo de organización. Este proyecto contó con un comité editorial conformado por Jorge A. Restrepo (Director del FAES), Víctor Álvarez Morales, Luz Eugenia Pimienta y Cecilia Inés Restrepo. Como coordinadora del Proyecto estuvo Ivonne Suárez y el análisis de la información lo realizaron Luz Elena Rendón Rincón (supervisora general), Lucella Gómez Giraldo, Maryorie Lucía Maya Gallego y Amparo Uribe Ramírez

Uno de los productos del proyecto fue el diseño de una matriz para la indización de los documentos, el análisis documental del material y la agrupación en fondos y series, dando como resultado la división de la información del Archivo en cuatro fondos documentales: Gobierno Municipal, Concejo Municipal, Notarial y Judicial.

Este inventario se constituyó en una valiosa herramienta para la consulta de los documentos existentes en el Archivo y ha facilitado su acceso a investigadores, estudiosos y ciudadanía en general de todo el país (Súarez Pinzón, 1988).

Además se cambiaron las estanterías por unas de metal con las condiciones adecuadas de resistencia para soportar el peso de la documentación histórica. En 2017 se sustituyeron nuevamente las estanterías y se adquirieron otras con dimensiones de 624 centímetros de largo por 80 centímetros de ancho y 270 centímetros de alto, y seis niveles divididos en dos secciones de 300 centímetros por 80 centímetros, con resistencia de 500 kilos por sección.

El Archivo contiene importantes registros manuscritos e impresos de los actos administrativos de los periodos monárquico-colonial y republicano. Contiene 1538 tomos y 157 cajas, que cubren un periodo de más de 300 años entre 1649 y 1967. Constituye un pilar de la memoria histórica de la localidad, la región y el país (González Toro, 2019, pág. 8). Su acervo documental se divide así:

Fondo documental

Nro. de tomos

Nro. de cajas

Fechas extremas

Volumen

Contenido

Gobierno Municipal

254

68

1671 - 1957

30.2 mts. lineales

Actos administrativos, policía, bandos, mortuorias

Concejo Municipal

76

5

1783 - 1949

4.8 mts. lineales

Actas, acuerdos, resoluciones, proyectos

Judicial

992

73

1649 - 1965

25 mts. lineales

Juicios civiles y criminales, sumarios, diligencias, sentencias

Notarial

216

11

1730 - 1940

82.12 mts. lineales

Escrituras públicas, registros, cartas de libertad

Total

1538

157

1649 - 1957

142.12 mts. lineales

 

Los documentos del Archivo tienen un empastado que ha permitido su preservación. El papel es generalmente de un material de argamasa o corteza (tipo tela), lo que permite su conservación. También existen documentos con papel industrial. En su gran mayoría se evidencia el uso de tintas vegetales que permiten leer los documentos y mantener su buen estado en el tiempo. También hay evidencia de tintas ferrogálicas, que por su composición de hierro se han degradado, produciendo manchas y haciendo ilegible la letra en algunos casos. Los documentos poseen rúbricas, marcas de agua, firmas y sellos representativos de cada época.

Archivo Histórico de Rionegro, Fondo Gobierno Municipal, tomo 1, folio 31.

Bibliografía

Acuerdo Municipal (22 de abril de 1978).

Alcaldia de Rionegro. (2019). Cátedra local: Municipio de Rionegro Antioquia Texto-guía para el docente. Rionegro: Alcaldia de Rionegro.

Arbélaez Arbélaez, G. (Agosto de 1963). Historial de la muy ilustre ciudad de Santiago de Arma de Rionegro. Crónica Municipal, Edición especial, 252-276.

Builes, C. (16 de Noviembre de 2014). una historia de olvido y repeticion. Obtenido de El Espectador: https://www.elespectador.com/noticias/cultura/una-historia-de-olvido-y-repeticion-articulo-527945

Congreso de Colombia Ley 108 de 1937. (8 de enero de 1938). Diario Oficial . Obtenido de JURISCOL: http://www.suin-juriscol.gov.co/viewDocument.asp?ruta=Leyes/1642179

Congreso de Colombia Ley 91 de 1961. (28 de Octubre de 1961). Juriscol Diario Oficial. Recuperado el 5 de julio de 2019, de Ley 91 : http://www.suin-juriscol.gov.co/viewDocument.asp?ruta=Leyes/1631768

Gómez Correa, L. E. (2016). Santiago de Arma de Rionegro. Una historia visual por Construir. Tesis de Maestría Historia del Arte, 197. (D. d. Artes, Ed.) Medellín, Antioquia, Colombia: Universidad de Antioquia.

González Toro, S. B. (3 de Abril de 2019). Archivo Histórico de Rionegro. Lugar de Memoria y Patrimonio de nuestra Historia. El Baldomero. Boletín Museo Histórico Casa de la Convención(3), 8-9.

Martínez , J. (2011). La educación en 200 años de construcción de Ciudad (Vol. II). Rionegro: Fundación Colombia Social .

Martínez Cardona, J. G. (2009). Casa de la Convención y Museo José María Córdova, Alcaldía de Rionegro, noviembre, 2009. Rionegro: Alcaldia de Rionegro .

Restrepo, L. e. (2017). PLAN ESPECIAL DE MANEJO Y PROTECCIÓN Centro Histórico de Rionegro (Vol. 2). Rionegro: Universidad Nacional de Colombia.

Súarez Pinzón, I. (1988). Archivo Histórico Casa de la Convención. Fundación Antioqueña para los Estudios Sociales FAES, Medellín.

Tobón Benjumea, E. (2011). Los archivos de Rionegro. En E. Tobón Benjumea , Crónicas de Rionegro (Colección Bicentenario de Antioquia ed., págs. 287 - 312). Medellin: Imprenta departamental de Antioquia.

Velilla, Pilar. El Mundo. (20 de 09 de 1979). La Casa de la Convención en Rionegro: Una labor de arqueologia. El Mundo(160), pág. 11.

Vives, G. (1996). . Inventario del Patrimonio Cultural de Antioquia. Colecciones Públicas de Rionegro (Vol. III). Medellín: Secretaria de Educación y Cultura de Antioquia.

 

SUBIR