Antecedentes Casa de la Convención

Por: Sandy González Toro Magister en Historia Universidad Nacional de Colombia

La Casa de la Convención es un referente de la historia de Rionegro por ser protagonista de eventos de vital importancia para el país y morada de grandes personalidades en la vida de Rionegro. Además fue el lugar donde se adelantaron las sesiones de la Convención, que dieron lugar a la Constitución de los Estados Unidos de Colombia, firmada el 8 de mayo de 1863. Asimismo, es resguardo de la memoria histórica con su Archivo y su Museo, que rememoran personajes y acontecimientos que construyeron la vida de Rionegro y su interacción con el país.

La Casa fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII y es de estilo colonial español. Cuenta con un solo piso, patio central rodeado por un claustro y habitaciones que se comunican entre sí.
Se encuentra ubicada en la esquina de la calle 51 con la carrera 48, conocidas como calle de la Convención y carrera Uribe Uribe, respectivamente.

0
La Constitución de Rionegro firmada el 8 de mayo de 1863, dando origen a los Estados Unidos de Colombia
Sus muros de tapia encalada, techos de madera y guadua cubiertos con tejas de barro, espaciosos corredores y un amplio patio con senderos empedrados protegen una secuencia de jardineras, en las que suelen ser comunes los camelios, agapantos y las rosas. Sus pisos son de ladrillo, algunos cuartelados pero totalmente encajados, puertas y ventanas de la arquitectura colonial, y en su interior se destaca la puerta de calados del salón (Martínez Cardona, 2009, pág. 2). Para 1863 era ciertamente una de las mejores casas de la ciudad.
Gustavo Vives señala sobre su arquitectura de modelo español adaptado a las condiciones locales, que en el esquema de la casa el ingreso se hacía a través del zaguán, cerrado por un portón y contra-portón, que se articula con el patio y un traspatio. Al primero dan todas las habitaciones y es el centro de la vida interna de la casa. Los patios antioqueños, tanto de tierra fría como caliente, sobresalen por su exuberante vegetación y colorido. En este tipo de residencia, todos los espacios siguen la línea quebrada de las visuales, de manera que desde el zaguán se desvía siempre la vista hacia las dependencias más importantes. La fachada por los dos frentes es de gran austeridad y las puertas y ventanas del interior y el exterior están ornamentadas en el estilo característico que se impuso en la arquitectura regional del siglo XIX, a base de preciosos trabajos de madera (Vives, 1996, pág. 1).
Todavía existen dudas sobre quién fue el primer propietario de la Casa. Lo cierto es que iniciando el siglo XIX, Sinforoso García Salgar la adquirió tras llegar de Santander. Tras su muerte en 1867, pasó a sus dos hijas, las que vendieron a los esposos Vicente Moreno y Ana Josefa Zuluaga los derechos sobre el inmueble. Estos dividieron el bien en dos, quedando dos casas separadas. Posteriormente fueron propietarios Francisco y Sebastián Ospina, y este último vendió al Sena en la segunda mitad del siglo XX. La otra casa fue propiedad, donde estuvo el salón de las sesiones de la Convención, fue del doctor José Joaquín de la Roche, quien la vendió a la nación (Martínez Cardona, 2009, pág. 5).
La casa de la cual era propietaria la familia del doctor José Joaquín de la Roche fue adquirida por el Gobierno Nacional mediante escritura pública número 2688 otorgada en la Notaría Segunda de Medellín el 4 de octubre de 1939, dando cumplimiento a la ley 108 de 1937 (Congreso de Colombia Ley 108 de 1937, 1938) Que lo faculto para “adquirir en propiedad la casa en la cual se reunieron en Rionegro los convencionistas de 1863 para destinarla a un museo patriótico, que preferiblemente guarde los objetos que pertenecieron al general José María Córdoba.” El presidente Eduardo Santos, mediante resolución ejecutiva número 1244 del 12 de diciembre de 1940, (se adjunta copia de la escritura) autorizo al entonces ministro de Hacienda y Crédito Público, doctor Carlos Lleras Restrepo, para otorgar a la municipalidad de Rionegro la escritura de cesión de la casa con las condiciones impuestas en el artículo 2 de la ley 108, que faculto al gobierno para ceder, a título gratuito a favor de la municipalidad de Rionegro una vez adquirida, la casa en mención, “con las condiciones de mantenerla, junto con el museo, bajo su dirección, dando organización y vida al museo susodicho” (Alcaldia de Rionegro, 2019, pág. 107)
"Samantha's work in design and artistic creations is reflected in clean lines, subtle accents, a respect for natural elements and practical considerations in making the most of everyday life"

Samantha Reyes

Senior Designer, International Vice President

SUBIR